La Escritura diaria

6 de junio de 2020

"para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso;" (1 Pedro 1:7-8).




¿QUE DEBO HACER PARA SER SALVO?


página de inicio