COMO OBTENER LA SALVACION
.................Por L. J. Odom

"No por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración, y por la renovación en el Espíritu Santo," leemos en las Sagradas Escrituras (Tito 3:5). NO POR OBRAS DE JUSTICIA QUE NOSOTROS HUBIERAMOS HECHO. Es cierto que el hombre puede producir algunas buenas obras, pero qué claro dice la Palabra de Dios que no podemos alcanzar la salvación por medio de esas obras de justicia o buenas obras. ¿ Y cuáles podrian ser esas buenas obras?

AMAR AL PROJIMO es bueno, y conviene hacerlo, pero éso nunca será suficiente para
alcanzar la salvación. Es cierto que Pablo dice en Romanos 13:8, "No debáis a nadie nada,sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley." Y también es
cierto que Jesús tuvo en alta estima el amar al prójimo, pues dice en Marcos 12:31, "Amarás
a tu prójimo como a tí mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos," pero en
ninguna parte de la Biblia dice que si amámos a nuestro prójimo alcanzarémos la salvación.
Cristo mismo dijo que debemos amar a nuestros enemigos también, pero éso no bastará para
alcanzar la salvación.

BAUTIZARSE es bueno, y Jesús nos ordena hacerlo, pero solamente después de que hayámos creído. Note usted que en Mateo 28:19 Jesús ordena bautizar a las gentes después de que hayan creído y sido salvas. Juan el Bautista se rehusaba a bautizar a las gentes mientras que no dieran muestras de haber sido salvas (Mateo 3:7).

CONFESAR NUESTRAS FALTAS unos a otros es bueno, pero éso no nos salvará. "Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados..." leemos en Santiago 5:16. Pero estas palabras fueron escritas a los Cristianos de las doce tribus de Israel que estaban esparcidas, y se referían a lo que debía de hacerse en tiempo de enfermedad. LA SALVACION DEL ALMA NO SE MENCIONA AQUI. Los versículos 14 y 15 dejan perfectamente establecido que será el Señor el que levantará al enfermo, y que El será
quien perdone sus pecados. Es a Jesucristo a quien se deben confesar los pecados. A El solamente y A NINGUN OTRO.

ALCANZAMOS LA SALVACION GRACIAS A LA MISERICORDIA Y AMOR DE DIOS. "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16). Dios conocía perfectamente la situación de la raza humana, descrita perfectamente por Isaías el profeta con las palabras "Todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia." Los pecadores de este mundo no tenían medio alguno para salvarse, pero Dios en Su infinita misericordia los amó.

Esa misericordia no se vende ni se gana. Esa misericordia es un don, un regalo. "Porque por
gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe" (Efesios 2:8, 9). La salvación es un regalo de Dios, y la forma de alcanzarla es solamente CREYENDO EN CRISTO COMO NUESTRO SALVADOR.

"POR EL LAVAMIENTO DE LA REGENERACION." La salvación no es simplemente una limpieza de la vida exterior, sino que es esencialmente una purificación que se obtiene mediante el nuevo nacimiento. Jesús dijo a Nicodemo en Juan 3:3, "De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios." Todos hemos nacido físicamente con una naturaleza pecaminosa, y es necesario que nazcamos otra vez, mediante el nacimiento espiritual, a fin de ser salvos. Este nacimiento espiritual se efectúa por la renovación del Espíritu Santo. El Espíritu Santo crea un espíritu nuevo dentro de nosotros, ya que el viejo espíritu está muerto
en delitos y pecados, y la creación de un nuevo espíritu se hace necesaria. Dios nos da un espíritu nuevo, obra enteramente Suya, pues este nuevo espíritu que nos es dado es engendrado por el Espíritu Santo de Dios en el preciso momento en que confiamos en Jesuscristo y le aceptamos como nuestro Salvador. Pedro dice que somos "...renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios, que vive y permanece para siempre" (1 Pedro 1:23).

JESUS ES LA UNICA FUENTE DE SALVACION.


El mismo dijo:

"Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, que yo os haré descansar." (Mateo 11:28).

"Yo soy la PUERTA." (Juan 10:9)

"Yo he venido para que tengan vida." (Juan 10:10)

"Yo soy EL BUEN PASTOR. El buen pastor su vida da por las ovejas." (Juan 10:11)

"Yo soy LA RESURRECCION Y LA VIDA. El que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá."
(Juan 11:25)

"Yo soy EL CAMINO, Y LA VERDAD, Y LA VIDA; nadie viene al Padre, sino por MI."
(Juan 14:6)

Usted también puede obtener la salvación si tan sólo pone su confianza en Jesucristo, el Hijo del Dios viviente. "Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hechos 4:12). No hay ninguna otra persona en el mundo entero que pueda salvarlo, o siquiera ayudarle a salvarse, sino Jesucristo. Primera Timoteo 2:5, 6, dice: "Porque hay solo un Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos..."
....Todo fue pagado ya,
....Nada debo yo.
....Salvación perfecta da,
....Quien por mí murió.
Dios te invita hoy. Si aceptas a Jesucristo como tu único y suficiente Salvador, hoy mismo podrás gozar de esa salvación.


--Por L. J. Odom

SI DESEA EJEMPLARES GRATUITOS DE ESTE FOLLETO, SOLICITELOS A LA SIGUIENTE DIRECCION:

Rose Lawn Missionary Baptist Church
6610 East Latimer Place
Tulsa, OK 74115 U.S.A.
918-836-2790 918-224-4393
Pastor's E-Mail: rmcveigh@cox.net

Tract Printed by:
Bogard Press
4605 N. State Line
Texarkana, TX 75503